seguridad ancianos que viven solos

Medidas de seguridad para mayores que viven solos

Tabla de contenidos

La seguridad de los mayores que viven solos nunca ha sido tan importante. Actualmente, en España hay unos 5.000.000 de personas que viven en soledad, de las cuales casi 2.000.000 son mayores de 65 años.

Si bien es cierto que en determinadas ocasiones estas vidas solitarias se deben a decisiones personales, en la mayoría de los casos con personas de avanzada edad, se trata de una soledad sobrevenida. Envejecer conlleva ir perdiendo a los seres queridos: algunos mueren y otros se ven obligados a alejarse por sus circunstancias vitales.

Cuando analizas esta cuestión de cara a tus seres queridos, debes diferenciar qué es la autonomía personal y qué es una persona dependiente. Incluso las personas capacitadas para desenvolverse con autosuficiencia se enfrentan a peligros adicionales derivados de la soledad.

¿Cuáles son los principales peligros de la soledad?

Debes saber que la soledad no deseada acaba afectando a la salud física, mental y emocional de quien la sufre. Cuando son personas mayores, estas consecuencias negativas se agravan.
En general, las personas que viven solas por obligación encuentran más estresante su día a día. Este modo de vida está relacionado con la depresión, la ansiedad y la falta de autoestima.

Además, en el plano físico, se ha concluido que la muerte anticipada es una consecuencia de la soledad en los mayores. También afecta al deterioro cognitivo y a una mayor predisposición a tener enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, así como a una presión arterial alta. Adicionalmente, los solitarios tienden a comer peor: menos, más o de modo poco saludable, lo cual acaba agravando estos problemas físicos.

Con todo, el principal riesgo para la integridad de las personas mayores que viven solas deriva de los accidentes y sus consecuencias. El rápido conocimiento y la reacción inmediata determinan las consecuencias fatales de los mismos.

Cuando un adulto mayor vive solo y tiene un accidente, en un 50 % de los casos resulta incapaz de desenvolverse por sí mismo. Después de una caída, ni siquiera suelen ser capaces de reincorporarse solos. Por ello, es fundamental prevenir las caídas y establecer las medidas adecuadas para blindar la seguridad de estas personas. ¿Tienes claro cómo deberías hacerlo?

Qué medidas de seguridad debes tomar

El envejecimiento va restando, poco a poco, las facultades físicas y mentales de los afectados, y compromete la seguridad de los adultos mayores que viven solos. Conforme se van cumpliendo años, procede realizar adaptaciones del hogar para hacerlo más seguro. En paralelo, es conveniente llevar a cabo una concienciación y reeducación de los mayores para que sean más precavidos y prudentes.

Cómo evitar caídas

Existen muchos hábitos y decisiones a considerar. En primer lugar, emplear siempre un calzado seguro, sin tacones, con suelas antideslizantes y ajustados al pie. Además, hay que limpiar rápidamente cualquier vertido sobre el suelo para evitar resbalones.

Sujetar las alfombras al suelo, utilizar bastones o andadores y eliminar los obstáculos, como cables, cajas o juguetes sin recoger, es decisivo. Por último, hay que extremar la precaución en los baños y no hacer tareas peligrosas, como bajar una caja de un altillo.

Evitar intoxicaciones

La merma sensorial e intelectual puede generar errores peligrosos. La pérdida de visión o audición, por ejemplo, deriva en estos fallos.

Es fundamental contar con una caja para ordenar dosis de medicamentos y estar muy pendientes para ayudarles en la administración de sus fármacos y sus alimentos. Etiquetar bien cada elemento y separarlos muy bien de los objetos peligrosos son determinantes.

Cómo prevenir incendios

Las distracciones y la somnolencia diurna aumentan conforme cumplimos años. Por ello, a partir de cierta edad es mejor dejar de cocinar, encender chimeneas y utilizar dispositivos de butano. Invertir en la sustitución de electrodomésticos y recursos es urgente y esencial.

Impedir robos y timos

Existen individuos que aprovechan la debilidad de los mayores para lucrarse. La falta de relaciones sociales les anima a fiarse de los desconocidos, incluso, a tratar de agradarles en exceso. Por eso, acaban confiando en ellos y se dejan llevar por sus solicitudes en cuanto les demuestran amabilidad y buenas palabras.

Nunca es suficiente la labor de advertencia y concienciación sobre estos peligros. Conviene, por otra parte, acompañarlos cuando acudan técnicos o comerciales a sus viviendas y mantenerlos informados sobre cualquier suceso o práctica al respecto.

Otros consejos sobre seguridad en el hogar de adultos mayores solitarios

La ansiedad al despertar es habitual en las personas mayores que viven solas. El riesgo mayor de accidentes y, sobre todo, el peligro adicional de consecuencias fatales al sufrirlos se pueden reducir cuando actuamos con precaución.

Estos son algunos buenos consejos que debemos aplicar en cuanto sea posible en los hogares de adultos mayores solitarios:

  • Remplazar la bañera por un plato de ducha.
  • Instalar barras de sujeción en los lugares estratégicos de la vivienda.
  • Potenciar el orden y eliminar cualquier objeto en zonas de paso o fuera de sitio.
  • Revisar con más frecuencia el estado de las instalaciones, sobre todo de agua y gas.
  • Contar con un extintor de mano y enseñar cómo usarlo.
  • Dejar a la vista una lista con los números y datos de contacto de las personas cercanas.
  • Acompañar al adulto mayor durante la realización de tareas domésticas complicadas y si van a cocinar.
  • Visitar el domicilio con frecuencia y verificar que todo está bien.
  • Incluir un servicio de teleasistencia.

Teleasistencia: tecnología avanzada para reducir el peligro

Los avances tecnológicos nos ayudan a cuidar a los mayores, en especial, cuando están solos. No necesitas mucha información para saber cómo solicitar teleasistencia. Esto es porque existen distintas empresas que proporcionan este servicio de manera eficaz y muy satisfactoria.

En Teleasistencia Vital garantizamos un servicio de atención domiciliario excelente. Nuestro dispositivo de teleasistencia es fácil de usar, inmediato y muy seguro. Contamos con profesionales especializados que activan el protocolo de emergencias en cuanto recibimos el aviso. Los usuarios y sus familias se sienten más tranquilas y atendidas con nuestro trabajo.

Si se ha producido un accidente, basta pulsar el botón para poner en marcha todo el plan de acción de reacción urgente. Adicionalmente, como llamamos de forma periódica a nuestros usuarios, identificamos cualquier irregularidad rápidamente.

Por lo tanto, dentro de la seguridad de adultos mayores que viven solos, la teleasistencia multiplica enormemente la tranquilidad, la confianza y la integridad física de cuantos la emplean.

Entradas relacionadas

¿Quiere que le llamemos?

Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.

Solicita una llamada

¿Quiere que le llamemos?

Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.