Productos de higiene para ancianos

Buenos hábitos y productos de higiene para ancianos

Tabla de contenidos

Saber qué productos de higiene para ancianos debemos ofrecerles, así como las técnicas adecuadas de aseo, en caso de ser cuidadores de mayores encamados, nos ayudará a facilitarles una vida digna. Cubrir sus necesidades hará que puedan conservarse saludables, tanto física como mentalmente.

Las ventajas de cuidar nuestra higiene

La higiene en cualquier persona es fundamental, pero se hace más importante en nuestros mayores, especialmente cuando requieren de nuestra ayuda para mantenerse saludables y correctamente aseados.

No descuidar el aseo consigue que las defensas estén fuertes y no se corra el riesgo de padecer infecciones. Asimismo, la limpieza da seguridad, no solo a nivel individual, sino en el plano social, manteniendo alta la autoestima.

Cuando procuramos los mejores cuidados del adulto mayor, estamos logrando que su etapa en la tercera edad sea más saludable, especialmente, si tenemos en cuenta que durante este periodo de la vida aparecen enfermedades específicas, que pueden afectar a la psicología de los ancianos, así como al sistema motor.

La higiene, en sí, ayuda a prevenir enfermedades, ayudando a la persona a sentirse mejor consigo misma, sobre todo, cuando tiene que relacionarse socialmente con las personas de su entorno.

¿Cómo debemos asear a los mayores que permanecen encamados?

Por desgracia, muchos de nuestros mayores llegan a esta etapa de su vida con la desgracia de no poder dejar la cama, debido a la inmovilización que padecen. En estos casos, las necesidades físicas del adulto mayor quedan insatisfechas al verse dependientes, lo que produce, a su vez, estados de depresión.

El papel del familiar o del cuidador es atender al adulto mayor de la mejor manera, usando técnicas adecuadas durante el momento del aseo.

Al atender la higiene de tus seres queridos conseguirás devolverles el optimismo, que se vean mejor a sí mismos y no se sientan incómodos cuando vayan a verles personas cercanas a ellos. Es verdad que no resulta nada sencillo comenzar la limpieza de una persona encamada, pero siguiendo una serie de pasos se puede facilitar bastante.

Durante el proceso de higiene es muy importante que haya una correcta comunicación con el anciano, que no será el más satisfecho en este caso, debido a que este tipo de limpieza afecta directamente su intimidad. Por ello, te aconsejamos que mantengas un diálogo fluido, indicando los pasos que vas a llevar a cabo en todo momento. Si es posible, puedes hacer que el mismo paciente intervenga en su higiene, hasta donde le permita su capacidad física. De esta forma, le será más sencillo soportar esa situación, que no es fácil para él.

Los tres pasos fundamentales que debes realizar a una persona encamada

Debido a la sensibilidad de su piel, te aconsejamos que uses productos naturales y una esponja suave, que no sea rasposa, por las posibles lesiones que podrían crearse en la piel del adulto mayor.

Tendrás que ir lavando por zonas. Puedes comenzar por la cara, aunque debes tener mucho cuidado con áreas muy sensibles, como los ojos, la nariz, los labios y el cuello. Asimismo, ten precaución con las orejas y el uso de bastoncillos, que podrían ser poco recomendables.

Después de lavar un área, no te olvides de secarla adecuadamente, ya que bajo ningún concepto debe permanecer húmeda, debido a la aparición de infecciones fúngicas que pueden darse. Con el fin de mantener bien hidratados los pliegues de la piel, que pueden darse en los mayores, aplicar un poco de crema hidratante es lo más aconsejable.

Todo el proceso anterior puedes repetirlo en el resto del cuerpo. Así, después del rostro y el cuello, puedes seguir por los brazos, manos, uñas, tórax y abdomen. Seguidamente, limpia sus piernas antes de seguir por la espalda y los genitales. La última zona será el cabello, que deberás secar con mucho cuidado. Si vas a usar secador durante el invierno, ponlo en un nivel intermedio, para evitar quemar a tu ser querido.

Otros cuidados fundamentales para nuestros mayores

Existen otras muchas necesidades de las personas mayores que debes tener en cuenta cuando eres cuidador. A la higiene deben sumarse una correcta alimentación, así como su salud bucal y postural.

Una adecuada alimentación

Con respecto a la alimentación, debes tener presente las características de tu familiar. Cualquier duda te la puede resolver su médico y, en su caso, un nutricionista que tenga asignado, especialmente si existen problemas como el sobrepeso o la diabetes.

La salud bucodental

La salud bucal hay que mantenerla a raya. Será fundamental que animes o ayudes a cepillar su boca después de cada comida. Puedes utilizar una pasta rica en flúor, que ayude a combatir la placa bacteriana. También, el hilo dental, al menos una vez al día, te ayudará a completar una correcta higiene dental, previniendo la caries y, con ella, las posibles infecciones que puedan causarle.

El cuidado de la prótesis, en caso de que la use, es también primordial, ya que debe lavarse después de cada comida, con el fin de eliminar completamente las bacterias. Para este proceso, te servirá un jabón neutro especializado, que puede recomendarte su dentista, además de un cepillo de cerdas suaves.

La visita al especialista, al menos una vez al año, te permitirá mantener su boca saludable. Al mismo tiempo, lograr preservar un buen aliento hará que su autoestima esté alta y se sienta bien.

La salud postural

En lo que respecta a la salud postural, esta es necesaria en todo tipo de pacientes, ya sean completamente dependientes o los que conserven su completa autonomía. Si quieres aprender a cómo ayudar a tus adultos mayores, comienza a indicarles la mejor postura de sus cuerpos, a fin de evitar dolores musculares.

Mantener la espalda recta cuando estén erguidos, así como propiciarles un asiento que les proporcione la forma de “L”, les permitirá prevenir lesiones en la columna. Asimismo, el ejercicio físico, adecuado a sus posibilidades, les permitirá tener una buena circulación sanguínea. Por supuesto que los encamados también necesitan mover sus extremidades. Tú puedes ayudarles a lograrlo.

Obtén productos de higiene para ancianos adecuados, con ingredientes naturales, que permitan cuidar su piel. Si sigues los pasos que te indicamos, conseguirás que tus seres queridos se sientan mucho mejor

Entradas relacionadas

¿Quiere que le llamemos?

Si quiere contratar nuestro servicio de teleasistencia privada, déjenos sus datos y nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿Quiere que le llamemos?

Si quiere contratar nuestro servicio de teleasistencia privada, déjenos sus datos y nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.