sintomas del parkinson

Conoce estos 5 síntomas del parkinson

Tabla de contenidos

La enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central, específicamente a las células del cerebro que producen dopamina, un neurotransmisor esencial para el control del movimiento. A medida que estas células se deterioran, surgen los característicos síntomas motores que impactan la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Más allá de los temblores: Síntomas clave para un diagnóstico

Si bien los temblores son el síntoma más reconocido del Parkinson, no son el único ni el más determinante para un diagnóstico preciso. Es crucial conocer los síntomas clave que, en conjunto, permiten identificar la enfermedad con mayor certeza.

Temblores

Los temblores en la EP se describen como sacudidas involuntarias de las extremidades, generalmente en reposo. Suelen comenzar en una mano y pueden extenderse a las piernas, la cabeza y la voz. Se identifican con el estrés y la actividad física. No todos los temblores son Parkinson: la ansiedad, el temblor esencial y algunos medicamentos también los causan.

Bradicinesia

La bradicinesia o “movimiento lento”, es un sello distintivo del Parkinson. Se caracteriza por una notable lentitud en la ejecución de movimientos y una disminución de la espontaneidad motriz. Dificulta tareas como vestirse, comer y caminar. La bradicinesia también afecta el equilibrio y la postura.

Rigidez

La rigidez muscular es otro síntoma cardinal del Parkinson. Se manifiesta como una resistencia al movimiento en las extremidades, limitando la amplitud de movimiento y dificultando tareas como atarse los zapatos o levantarse de una silla. La rigidez puede ser más intensa en las mañanas o después de largos periodos de inactividad.

Inestabilidad postural

La inestabilidad postural se refiere a la dificultad para mantener el equilibrio y la postura erguida. Se traduce en caídas frecuentes, dificultad para cambiar de dirección al caminar y una sensación de inestabilidad general.  Este síntoma aumenta el riesgo de lesiones y limita la independencia de las personas con Parkinson.

Dificultad para hablar o tragar

La disartria y la disfagia son dos síntomas que afectan la comunicación y la alimentación en la EP. La disartria se caracteriza por una voz más suave, habla arrastrada o monótona, y dificultad para articular las palabras. La disfagia, por su parte, implica dificultad para tragar alimentos o líquidos, lo que puede ocasionar agotamiento e incluso neumonía.

Más allá de los 5: síntomas que complementan

Si bien los 5 síntomas principales del Parkinson (temblores, bradicinesia, rigidez, inestabilidad postural, etc) son los más conocidos, la enfermedad puede presentar una variedad de síntomas adicionales que afectan diferentes aspectos de la vida de las personas que la padecen.

Estos síntomas, aunque menos conocidos, pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida y el bienestar general. Es importante conocerlos para obtener un diagnóstico preciso, comprender la evolución de la enfermedad y buscar el tratamiento adecuado.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son un problema común en las personas con Parkinson, afectando hasta el 80% de los pacientes. Estos trastornos pueden alterar significativamente la calidad del sueño, lo que a su vez puede tener un impacto negativo en la salud física, mental y emocional del individuo.

Los tipos de trastornos del sueño más comunes en la enfermedad de parkinson incluyen:

  1. Insomnio: Dificultad para conciliar o mantener el sueño, despertares nocturnos frecuentes, etc.
  2. Apnea del sueño: Respiración interrumpida durante el sueño, ronquidos fuertes, somnolencia diurna excesiva.
  3. Movimientos periódicos de las piernas: Movimientos involuntarios y repetitivos de las piernas durante el sueño.

Cambios cognitivos

No solo afecta el parkinson al movimiento, sino que también puede tener un impacto relevante en las funciones mentales, sobre todo en aquellas personas que tengan discapacidad cognitiva. Los cambios cognitivos en el Parkinson pueden variar de leves a graves y afectar diferentes áreas, como la memoria, la atención, la concentración y la capacidad de pensar.

Los tipos de cambios cognitivos más comunes en la enfermedad de Parkinson incluyen:

  1. Memoria: Dificultad para recordar información reciente, olvidos frecuentes, problemas para aprender cosas nuevas.
  2. Atención: Dificultad para concentrarse, distracciones frecuentes, problemas para seguir instrucciones.
  3. Concentración: Dificultad para mantener la atención en una tarea, facilidad para perder el hilo de pensamiento.
  4. Demencia: Deterioro significativo de las funciones cognitivas que interfiere con la capacidad para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Depresión

Esta enfermedad puede tener un impacto crucial en el estado de ánimo. La depresión es un síntoma común en el Parkinson, que afecta hasta el 40% de las personas que la padecen.

La depresión en el parkinson se caracteriza por:

  1. Tristeza: Estado de ánimo bajo, sentimiento de desánimo y vacío.
  2. Anhedonia: Pérdida de interés o placer en actividades que antes se disfrutaban.
  3. Apatía: Falta de motivación e iniciativa, indiferencia hacia el entorno.
  4. Sentimientos de culpa e inutilidad.
  5. Cambios en el apetito y el sueño.

Problemas digestivos

El parkinson no se limita a afectar el movimiento y las funciones cognitivas. Su alcance puede extenderse al sistema digestivo, donde el estreñimiento se convierte en un enemigo usual, presente en hasta el 70% de los pacientes.

Un sistema digestivo bajo la sombra del parkinson puede causar:

  1. Estreñimiento: Dificultad para evacuar, heces duras y secas, evacuaciones poco frecuentes.
  2. Causas: Disminución de la motilidad intestinal, debilitamiento muscular, cambios en la dieta, medicamentos.

Ahora que tienes una comprensión básica de los síntomas clave de la enfermedad de Parkinson, es importante prestar atención a cualquier cambio en el movimiento, el equilibrio u otras habilidades motoras y buscar atención médica si nota alguno de estos síntomas. Un diagnóstico precoz puede ayudar a que el tratamiento sea más eficaz, ya que la intervención temprana puede ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar significativamente la calidad de vida a largo plazo de una persona.

Entradas relacionadas

¿Quiere que le llamemos?

Si quiere contratar nuestro servicio de teleasistencia privada, déjenos sus datos y nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿Quiere que le llamemos?

Si quiere contratar nuestro servicio de teleasistencia privada, déjenos sus datos y nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.